lunes, 1 de octubre de 2007

The Wok Restaurant & Take Away en Madrid

Bien de Nuevo en Madrid, y muertos de hambre, buscábamos un sitio donde comer, y una vez mas haciendo gala de su intuición, mas bien del hambre que había, mi novia eligió un restaurante resulto ser de comida asiática.


Pues bien, el restaurante en si es muy bonito, estilo moderno con mesas espaciosas, aunque la llenan de salsas y de folletos y se reduce bastante, y asientos muy cómodos, vamos que te sientes a gusto, que no suele ser lo normal en un restaurante, aunque debería.




Respecto a la comida, pues es comida asiática pero muy bien elaborada, con un sabor muy intenso pero muy agradable, y no es la típica comida china aunque su sabedor es muy similar pero mucho mejor, a años luz de los típicos restaurantes chinos.

La carta que tienen llama la atención por la poca variedad de platos, no es como en otros restaurante que tienes decenas de platos en este caso apenas habrá unos 20 platos diferentes, pero no son necesarios mas, es la medida justa.

Para comenzar, pedimos una ensalada con pato a la pequinesa, que estaba realmente deliciosa, sobre todo la salsa que la aliñaba.


Después pedimos un plato de tallarines con un ligero toque de curry, muy buenos también y con el toque justo de curry. Y un plato de ternera con verduras acompañado de arroz que estaba exquisito.




Los colores de la comida son impresionantes debido al estar hechos en Wok, y las raciones son correctas, ni poco ni mucho lo suficiente.

Como curiosidad si lo pides te ponen una jarra de agua , esta es “del grifo” que por supuesto no te cobran, más de un restaurante debería de aprender.


Realmente me sorprendió muy gratamente tanto el local como la comida, muy recomendable, el servicio fue muy correcto y sorprendentemente rápido, esperas lo justo.

Para ser en Madrid, cerca de la Gran Vía, el precio no fue excesivo, la ensalada, los dos platos, una Coca Cola (tamaño tercio) y un tercio de cerveza, 30€ IVA incluido. No es que sea barato pero tampoco es muy caro es unos 10€ mas caro que un chino normal, pero merece la pena.

Por lo visto hay varios de ellos por todo Madrid, así que si puedes pruébalo.